En esta sección encontrarás artículos de interés con relación a la vivienda social, modelos de financiamiento y esquemas para impulsar su desarrollo.

Vivienda social: caleidoscopio de condiciones, necesidades y soluciones alternativas

Orlando Sepúlveda Mellado.
Chile. Doctor Arquitecto Universidad Politécnica de Madrid. Director Instituto de la Vivienda, Facultad de Arquitectura y Urbanismo. Universidad de Chile

La acción en vivienda social ha tenido, en la mayor parte de los países, un origen estatal y masivo. En esta acción, el diseñador orienta sus concepciones y formaliza sus propuestas considerando prioritariamente las necesidades y formas de vida del habitante, el tamaño de las familias, las características de sus integrantes en cuanto a edad, sexo, actividades principales de cada uno. Además, la estructura de las familias donde se contemplan alternativas de combinación de los roles de cada integrante, tales como jerarquías, asignación de labores específicas de cada uno en el hogar, formas de relación entre ellos, etc., aparte de los otros factores tradicionales como los contextos sociales, económicos, geográficos, históricos, técnicos, etc...

La construcción de viviendas
Barrio denso

Exigencias al suelo

Para garantizar un futuro en el que podamos vivir, debemos administrar el suelo con sabiduría

Por Sivan Kartha.

Instituto Medioambiental de Estocolmo.  Codirector del Programa de Transiciones Equitativas. 

Programa climático del Instituto Lincoln.  

DESDE QUE EL MUNDO NEGOCIÓ UN TRATADO SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO POR PRIMERA VEZ en 1992, pasaron tres valiosas décadas y dejamos que el desafío climático se convirtiera en una crisis. La última evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por su sigla en inglés), publicada esta primavera, dejó de lado el lenguaje moderado del cuerpo científico profesional para dejar en claro que la sociedad se enfrenta a una crisis urgente y que se debe pasar a la acción. Ese informe representa “una letanía de promesas climáticas que no se cumplieron”, dice el secretario general de la ONU, António Guterres. “Es un archivo de la vergüenza en el que se catalogan las promesas vacías que nos encaminaron a un mundo inhabitable”.